Alguna vez has pensado que el felpudo que tienes a la puerta de tu casa es lo primero que ven las personas que vienen a verte? Hay felpudos originales y felpudos divertidos, pero también los hay sobrios y aburridos. Tu felpudo habla de ti… ¿qué dice? 

Igual no has caído en la cuenta de que una pieza muy importante de la decoración de tu hogar se encuentra ya antes de entrar en la propia vivienda. 

Bueno, cuando digo vivienda quiero decir también oficina o negocio, claro. Sí, hoy voy a hablarte del felpudo, ese gran desconocido.  Esa humilde alfombra pequeñita que hay en casi todas las puertas merece una mención especial, ¡no es una alfombra más! 

Felpudos originales, ¡que viva el desenfado!

¿Te gusta la idea de sacar una sonrisa a cualquiera que pase por delante de tu puerta? Hay algunos felpudos originales con los que puedes conseguirlo. 

Seguro que recuerdas haber visto en alguna casa un felpudo que te ha llamado la atención. ¿Has pensado cómo será la persona que hay detrás? 

En mi felpudo, como no podía ser de otra manera, pone ‘Cuidado con el gato’. Aunque quien tiene que tener cuidado no son los visitantes, sino el propio felpudo. Mis gatos Michi y Chiqui, en cuanto pueden, afilan sus uñas en él. 

Felpudos

VER TODOS LOS FELPUDOS

Tiene todo el sentido que mi felpudo hable de mis gatos. Como te decía, el felpudo es parte de la imagen que transmites al exterior, lo primero que verán tanto tus visitas como tus vecinos o tus clientes. Pero, además de la función estética cumple otras muchas funciones. ¡Y muy importantes! 

Prefiero no pensar qué sería de mi casa sin un felpudo 

¿Cuántas veces llegas  a casa en un día de lluvia con los zapatos mojados y embarrados? ¿Y cómo trae tu mascota las patas después de una tarde de juegos? ¡Qué horror, verdad! Menos mal que está el felpudo. Gracias a él, la mayoría de la suciedad se queda fuera.  

Voy a hablarte de la llamada función cepillo, quizá la más importante que realiza tu felpudo. Imagina ahora que, antes de entrar en tu casa, alguien cepillase la suela de tus zapatos. Pues esto es lo que hace por ti un felpudo: retira de ellos polvo, tierra y, sobretodo, las arenillas que tanto te molestan y estropean los suelos. ¡La de trabajo que te ahorra! 

Entras y sales, entras y sales. Y al cabo de los días, simplemente coges tu alfombra o felpudo, lo sacudes y listo. ¡Gracias, felpudo, por estar siempre ahí cuando te necesitamos!  

 

Pero aún le debes más favores al felpudo.¿Has pensado que también cumplen una función de seguridad? El felpudo evita que resbales cuando, por ejemplo, llueve y tienes el calzado mojado. 

Esto es importante siempre, claro. Y más cuando eres un poco pato, como yo...  Si es importante en una casa, ¡imagínate en un negocio o cualquier lugar donde entra y sale mucha gente! Hay que elegir el mejor felpudo posible, y más ahora que llega el invierno. 

Elige siempre felpudos con una base de goma para prevenir resbalones indeseados. ¡Los patosos te lo agradeceremos!

¿Cuál es el mejor material para un felpudo? 

No hay una respuesta única para esta pregunta. Existen felpudos para interior y para exterior, y conviene tener en cuenta dónde lo vas a poner antes de decidirte por uno. La diferencia está en el material. 

Existen los felpudos In&Out, que cumplen las dos funciones, es decir, se pueden utilizar en interior o exterior. Están fabricados en polipropileno, un material muy resistente y duradero. ¡Salen buenísimos! Además son de  fácil limpieza, puesto que se pueden lavar a bajas temperaturas. Te los recomiendo para esos zapatos mojados en un día de lluvia.

Para un uso más enfocado a un espacio interior van mejor los modelos que están fabricados con fibras naturales de coco, ¡todo un clásico entre las alfombras! Este material, orgánico cien por cien, se extrae de la capa que se encuentra entre la cáscara exterior y la cáscara dura interior que tienen los cocos, y es completamente resistente al agua. 

VER FELPUDOS DE COCO

Estos felpudos son muy valorados por su durabilidad. Además, estas fibras son gruesas, cortas y muy resistentes, ideales para la función de cepillo. ¡Vamos, que no dejan pasar ni una arenita a tu casa!

Otra característica de este material es que es muy absorbente, rápidamente seca nuestro calzado. Eso sí: no lo dejes fuera en un día de lluvia, pues acumularía mucha agua y se estropearía. 

Para mí, a pesar de que no se puedan dejar a la lluvia,  los mejores felpudos son los de fibra natural de coco con base de goma antideslizante. Cepillan genial, duran mucho y evitan resbalones, además de estar hechos de material orgánico. ¿Qué más se puede pedir? Si nunca has tenido un felpudo de este material, te vas a enamorar. 

Cómo limpiar tu felpudo

Los felpudos de prolipopileno se limpian fácilmente con la aspiradora. Para una limpieza un poco más profunda, se puede pasar un paño con agua y jabón sin empaparlo demasiado.

 

Los felpudos de fibra de coco son súper fáciles de limpiar y mantener.  La clave está en no dejar pasar mucho tiempo entre limpieza y limpieza ya que sus cerdas acumulan toda la suciedad de nuestros zapatos y hay que retirarla a menudo. Es tarea sencilla, basta con una sacudida o una pasada con la aspiradora.  

¿Buscas ideas para regalar?

Un felpudo original puede ser un gran regalo. ¿Qué tal uno de fibra de coco? Este material  tiene tantas ventajas que quedarás genial. La próxima vez que tengas que hacer un regalo a esa amiga que va a estrenar piso o a ese familiar al que nunca sabes qué comprarle, piensa que un felpudo puede ser un regalazo.  ¡Acertarás seguro!  

VER MÁS IDEAS PARA REGALAR

No lo olvides: por muy humilde que sea, tu felpudo es la primera imagen que ofreces al exterior, tu declaración de intenciones, una invitación visual a entrar en tu negocio... 

Los felpudos originales, atrevidos y divertidos atraen las miradas, invitando a las personas a que los utilicen. ¡Genial, así te ayudan a mantener tu casa limpia! 

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento
Producto añadido a la lista de deseos