Aquí tienes mis mejores consejos para decorar librerías: ideas fáciles de aplicar que marcarán un antes y un después en la decoración de tu casa. Estoy segura de que hay algunos que no conoces… Cuando termines de leer el post, sabrás cómo decorar tus librerías y estanterías para que atrapen todas las miradas.

Mucho más que libros

Tu librería habla de ti más de lo que te imaginas. Para empezar, una librería bien nutrida muestra que te gusta leer, y eso ya es una buena referencia sobre ti. Además, a través de los libros, las visitas sabrán cuáles son tus gustos, ideas y hobbies.

¡Y cómo no! Las librerías también forman parte de la decoración, y además, parte importante. Una estantería desordenada genera ruido visual y sensación de caos, algo que llega a interferir en el ánimo de las personas. 

Sin embargo, una estantería bien equilibrada y ordenada con estilo hablará de tu buen gusto y hará tu casa más acogedora. Sin llegar al punto de elegir los libros por el color de la cubierta, hay muchas cosas que podemos hacer para integrar la librería en la decoración.

Lo mejor es que puedes poner en práctica algunas de estas ideas con cosas que ya tienes en casa. Se trata de reubicar algunos elementos para sacarles más partido. Para empezar…

Mucho más que libros

Tu librería habla de ti más de lo que te imaginas. Para empezar, una librería bien nutrida muestra que te gusta leer, y eso ya es una buena referencia sobre ti. Además, a través de los libros, las visitas sabrán cuáles son tus gustos, ideas y hobbies.

¡Y cómo no! Las librerías también forman parte de la decoración, y además, parte importante. Una estantería desordenada genera ruido visual y sensación de caos, algo que llega a interferir en el ánimo de las personas. 

Sin embargo, una estantería bien equilibrada y ordenada con estilo hablará de tu buen gusto y hará tu casa más acogedora. Sin llegar al punto de elegir los libros por el color de la cubierta, hay muchas cosas que podemos hacer para integrar la librería en la decoración.

Lo mejor es que puedes poner en práctica algunas de estas ideas con cosas que ya tienes en casa. Se trata de reubicar algunos elementos para sacarles más partido. Para empezar…

¿Qué se guarda en una librería?

¡Libros! Claro. Pero pocas cosas hay más monótonas que varias filas de libros apiladas. Lo ideal es alternar los libros con otros objetos, precisamente para romper esa monotonía y crear una sensación diferente. Además de libros, en una librería puedes mostrar:

      • elementos decorativos

      • plantas

      • fotos

      • vinilos

      • cajas de almacenaje

      • revisteros, etc. 

¿Tienes algún objeto decorativo por casa que te apetezca destacar? Quizá ha llegado el momento de lucir algún recuerdo de tus viajes o artículos de tu colección.

También puedes hacerte con algún marco de fotos original o un par de sujetalibros para realzar tus obras preferidas. La clave está en elegir elementos que combinen bien con la paleta de colores de tu decoración

¿Qué se guarda en una librería?

¡Libros! Claro. Pero pocas cosas hay más monótonas que varias filas de libros apiladas. Lo ideal es alternar los libros con otros objetos, precisamente para romper esa monotonía y crear una sensación diferente. Además de libros, en una librería puedes mostrar:

      • elementos decorativos

      • plantas

      • fotos

      • vinilos

      • cajas de almacenaje

      • revisteros, etc. 

¿Tienes algún objeto decorativo por casa que te apetezca destacar? Quizá ha llegado el momento de lucir algún recuerdo de tus viajes o artículos de tu colección.

También puedes hacerte con algún marco de fotos original o un par de sujetalibros para realzar tus obras preferidas. La clave está en elegir elementos que combinen bien con la paleta de colores de tu decoración

¿Por dónde empezar?

Seguro que alguna vez has oído eso de que para hacer hay que deshacer primero, ¿verdad? Pues es lo que mejor te va a funcionar en este caso.

El primer paso para organizar tu librería es vaciarla por completo. Después, clasifica los libros formando pequeños grupos. 

Haz la primera clasificación por tamaños, ¡elemental! No tiene que ser algo muy preciso. Después agrupa los libros de tamaños similares teniendo en cuenta los temas, los autores y, como no, el color.  

¿Cuántos montones tienes? Piensa en el espacio disponible en tu estantería y ten en cuenta el espacio que ocupan los elementos decorativos que vas a añadir. Puede que no quepan todos los libros. Amontonar libros a la fuerza no es una buena idea, considera la posibilidad de guardar los que menos te gusten en otra parte. 

¿Ya tienes más o menos claro lo que vas a colocar en tu librería? ¡Pues manos a la obra!

¿Por dónde empezar?

Seguro que alguna vez has oído eso de que para hacer hay que deshacer primero, ¿verdad? Pues es lo que mejor te va a funcionar en este caso.

El primer paso para organizar tu librería es vaciarla por completo. Después, clasifica los libros formando pequeños grupos. 

Haz la primera clasificación por tamaños, ¡elemental! No tiene que ser algo muy preciso. Después agrupa los libros de tamaños similares teniendo en cuenta los temas, los autores y, como no, el color.  

¿Cuántos montones tienes? Piensa en el espacio disponible en tu estantería y ten en cuenta el espacio que ocupan los elementos decorativos que vas a añadir. Puede que no quepan todos los libros. Amontonar libros a la fuerza no es una buena idea, considera la posibilidad de guardar los que menos te gusten en otra parte. 

¿Ya tienes más o menos claro lo que vas a colocar en tu librería? ¡Pues manos a la obra!

10 ideas para decorar librerías con estilazo

  1. ¡Dos mejor que una! Considera la posibilidad de poner dos librerías gemelas en lugar de una muy grande, sobre todo si tienes muchos libros y bastante espacio. Esto evitará cargar una sola zona con demasiado peso visual.
  2. Coloca los libros y los objetos más voluminosos y pesados en las baldas inferiores, y los más pequeños en las superiores. También es buena idea alternar libros de diferente grosor en la misma balda.
  3. Apila algunos libros de forma horizontal, teniendo en cuenta que sean de colores o temáticas similares . ¿Lo sabías? Los números impares funcionan mejor visualmente. Combinar la disposición vertical y la horizontal equilibrará el aspecto de tu librería. También puedes utilizar las pilas horizontales de libros como pedestal de pequeños elementos decorativos.
  1. Alterna libros y elementos decorativos de manera que no queden libros encima de libros y objetos encima de objetos. La idea es romper la simetría para crear cierto ritmo.
  2. No pongas más de dos objetos decorativos en cada balda, puede quedar muy recargado. ¡Y deja algo de espacio libre!
  3. Por supuesto, ten en cuenta el esquema de color que se está generando. ¿Hay libros que quieres poner sí o sí pero los colores no te encajan? ¡Sigue la tendencia de ponerlos con el lomo hacia adentro! En Instagram y otras redes sociales puedes encontrar un montón de imágenes de esta tendencia si buscas el hashtag #backwardsbooks.
    Como siempre digo, las tendencias están para tomarlas con cautela. Seguro que tú piensas como yo que una librería tiene que ser práctica, y que es importante acceder de forma rápida e intuitiva a los libros. Utiliza el truco de ponerlos del revés solo con unos pocos libros, que tú sepas cuáles son. 
    Además de hacerlo con los libros de colores que no te combinan bien, puedes poner también del revés los títulos que no te apetezca compartir con tus visitas, por ejemplo libros que reflejen tus ideas políticas.
    Una de las cosas que más me gusta de esta tendencia es mostrar el lado de las páginas de los libros más viejos. Las hojas un poco amarillentas le dan un toque muy especial a la decoración.
    No todas las librerías son abiertas. Una vitrina como la que se muestra en la imagen tiene la ventaja de evitar que se acumule tanto polvo en los libros.
  1. Busca jarrones o elementos con formas irregulares o curvas para que contrasten con las líneas rectas de la estantería y de los libros. Los sujetalibros tienen un gran poder decorativo muy a tener en cuenta.
  2. Las estanterías con la parte de atrás pintada de color más oscuro funcionan como un punto focal. Si además colocas libros con colores vibrantes, tu librería destacará aún más. 
    Colocar un espejo en el fondo también le da un efecto muy interesante. O cubrir el fondo con papel pintado le dará un toque súper actual.
  3. Coloca alguna planta colgante en alguna de las baldas superiores. ¡Le da mucha frescura a la decoración!
  4. Ahora que tu librería luce genial, ¡ilumínala! Si tienes algún punto de luz en el techo cerca de la librería, cambia los anodinos halógenos por unos focos dirigidos hacia ella. Si no hay punto de luz cerca, utiliza un flexo con pinza y engánchalo en un extremo. Dirigir luz hacia la librería es una forma de darle importancia. 

Cuando termines de colocar todo, aléjate unos pasos y observa tu librería: ¿te da sensación de equilibrio? Haz los retoques que necesites hasta asegurarte de que te transmite lo que quieres sentir.

He aplicado muchas de estas ideas para decorar librerías en mi último proyecto decorativo, que se muestra en las imágenes de este post. Estoy encantada con el resultado, ¿y sabes lo mejor? ¡Mi clienta también! 

10 ideas para decorar librerías con estilazo

  1. ¡Dos mejor que una! Considera la posibilidad de poner dos librerías gemelas en lugar de una muy grande, sobre todo si tienes muchos libros y bastante espacio. Esto evitará cargar una sola zona con demasiado peso visual.
  2. Coloca los libros y los objetos más voluminosos y pesados en las baldas inferiores, y los más pequeños en las superiores. También es buena idea alternar libros de diferente grosor en la misma balda.
  3. Apila algunos libros de forma horizontal, teniendo en cuenta que sean de colores o temáticas similares . ¿Lo sabías? Los números impares funcionan mejor visualmente. Combinar la disposición vertical y la horizontal equilibrará el aspecto de tu librería. También puedes utilizar las pilas horizontales de libros como pedestal de pequeños elementos decorativos. 
  4. Alterna libros y elementos decorativos de manera que no queden libros encima de libros y objetos encima de objetos. La idea es romper la simetría para crear cierto ritmo.
  5. No pongas más de dos objetos decorativos en cada balda, puede quedar muy recargado. ¡Y deja algo de espacio libre!
  6. Por supuesto, ten en cuenta el esquema de color que se está generando. ¿Hay libros que quieres poner sí o sí pero los colores no te encajan? ¡Sigue la tendencia de ponerlos con el lomo hacia adentro! En Instagram y otras redes sociales puedes encontrar un montón de imágenes de esta tendencia si buscas el hashtag #backwardsbooks.
    Como siempre digo, las tendencias están para tomarlas con cautela. Seguro que tú piensas como yo que una librería tiene que ser práctica, y que es importante acceder de forma rápida e intuitiva a los libros. Utiliza el truco de ponerlos del revés solo con unos pocos libros, que tú sepas cuáles son. 
    Además de hacerlo con los libros de colores que no te combinan bien, puedes poner también del revés los títulos que no te apetezca compartir con tus visitas, por ejemplo libros que reflejen tus ideas políticas.
    Una de las cosas que más me gusta de esta tendencia es mostrar el lado de las páginas de los libros más viejos. Las hojas un poco amarillentas le dan un toque muy especial a la decoración.
    No todas las librerías son abiertas. Una vitrina como la que se muestra en la imagen tiene la ventaja de evitar que se acumule tanto polvo en los libros.
  7. Busca jarrones o elementos con formas irregulares o curvas para que contrasten con las líneas rectas de la estantería y de los libros. Los sujetalibros tienen un gran poder decorativo muy a tener en cuenta.
  8. Las estanterías con la parte de atrás pintada de color más oscuro funcionan como un punto focal. Si además colocas libros con colores vibrantes, tu librería destacará aún más. 
    Colocar un espejo en el fondo también le da un efecto muy interesante. O cubrir el fondo con papel pintado le dará un toque súper actual.
  9. Coloca alguna planta colgante en alguna de las baldas superiores. ¡Le da mucha frescura a la decoración!
  10. Ahora que tu librería luce genial, ¡ilumínala! Si tienes algún punto de luz en el techo cerca de la librería, cambia los anodinos halógenos por unos focos dirigidos hacia ella. Si no hay punto de luz cerca, utiliza un flexo con pinza y engánchalo en un extremo. Dirigir luz hacia la librería es una forma de darle importancia. 

Cuando termines de colocar todo, aléjate unos pasos y observa tu librería: ¿te da sensación de equilibrio? Haz los retoques que necesites hasta asegurarte de que te transmite lo que quieres sentir.

He aplicado muchas de estas ideas para decorar librerías en mi último proyecto decorativo, que se muestra en las imágenes de este post. Estoy encantada con el resultado, ¿y sabes lo mejor? ¡Mi clienta también! 

¿Te gustaría tener un espacio así? ¿Quieres que te ayude con la decoración de tu casa?

Escríbeme o visítame en nuestro show-room de Milladoiro.

¡Te espero!

¿Te gustaría tener un espacio así? ¿Quieres que te ayude con la decoración de tu casa? Escríbeme o visítame en nuestro show-room de Milladoiro.

¡Te espero!

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento
Producto añadido a la lista de deseos