Much@s de vosotr@s os sentís perdid@s a la hora de elegir la iluminación adecuada para cada estancia, y es normal, porque aunque no le hayas dado importancia, es fundamental para que resulte práctico y bonito, y claro, no todas las lámparas sirven para cualquier sitio, ni cualquier bombilla.

Vamos a comenzar aclarando los siguientes conceptos:

Vatios (watts (w))

Este concepto se refiere al consumo de electricidad y es importante recalcar que no  tiene una relación directa con la calidad y potencia de la iluminación.

Lúmenes o Lumens

Son el brillo o potencia luminosa, y debe de ser el principal criterio en el momento de comprar una lámpara o foco ya que nos permite saber cuánta iluminación nos proporcionará.

Tipos de bombilla

De manera sencilla, podríamos decir que la rosca “ancha” es la E27, y la “estrecha o fina” es la E14. Además hay 3 tonalidades de luz:

La luz cálida, que como su nombre indica es un poco amarillenta, tiende a reflejar un poco y es ideal para crear ambientes íntimos y acogedores como en dormitorios o salas de estar.

La luz neutra es la más similar a la luz natural, ideal para que sea la luz general  de casi todas las estancias.

La luz fría, es esa luz muy blanca que solemos ver en farmacias, laboratorios, consultas médicas, despachos…Tiende a estimular y es recomendable cuando queremos dar una sensación más aséptica y en trabajos de precisión. En casa puede ser una buena elección para la zona de trabajo de la cocina o para un estudio.

Tipos de pantalla:

Pantalla de luz difusa: permiten que la luz se distribuya por toda la pantalla, creando una esfera de 360º ideal para luz general.

Pantalla de luz direccional: Solo emiten luz en una sola dirección, suelen ser campanas o focos, ideales para iluminación de tarea. Su ángulo de apertura varía en función de la lámpara.

Tipos de lámparas:

Empotrables (aquellas que necesitan tener un hueco para poder empotrar y quedar al ras del techo), plafones (las lámparas que no cuelgan y sobresalen poco), apliques de pared (debes de tener una toma en la pared ya que se colocan en vertical en la pared), colgantes (se colocan en el techo y cuelga la pantalla a una altura determinada), sobremesa, (para poner sobre una superficie como una mesa auxiliar o un mueble de media altura),  y las de pie, (van directamente sobre el suelo).

Qué debemos de tener en cuenta para elegir la iluminación ideal?

Es fundamental zonificar en función de la tarea a realizar, así que debemos de detectar aquellas zonas en las que necesitemos una iluminación de tarea como puede ser un rincón de lectura, la zona de trabajo en la cocina o un escritorio. También tener claro en qué zonas necesitamos luz general o de ambiente, y dónde nos interesa poner una luz de acento para resaltar algún papel, obra de arte o elemento arquitectónico que queramos resaltar.

Un ambiente bien iluminado influye en nuestro estado de ánimo, nos aporta sensaciones diferentes, y como no podía ser de otra manera, debe de cumplir una función determinada.

Si aun tienes dudas y necesitas que te asesoremos a crear el ambiente perfecto con la iluminación, pásate por nuestro showroom y te ayudamos en todo. Además tenemos un montón de modelos que podrás ver directamente en persona.

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento
Producto añadido a la lista de deseos