Cómo decorar tu habitación: ¡crea un dormitorio de cine!

¿Te gustaría tener una habitación de cine? ¡A quién no! Saber cómo decorar tu dormitorio para conseguir que te resulte acogedor es fundamental. Seguro que lo has leído por ahí: pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, así que quizá tu habitación es el lugar donde vas a estar más tiempo. ¡Tienes que sentirte genial ahí!

Vamos a ver algunas ideas para decorar una habitación, teniendo en cuenta algunos conceptos elementales de diseño de interiores, los elementos que puedes incluir y algunas de las tendencias más actuales. Te va a quedar una habitación es-pec-ta-cu-lar. ¿Vamos?

Empecemos por el principio

Lo primero a tener en cuenta es medir bien la habitación para adecuar los elementos decorativos al espacio disponible. Es fundamental que exista equilibrio visual entre los muebles y el espacio. 

Y es que es imposible conseguir un buen resultado si se ve sobrecargado o el tamaño de los muebles no es proporcional al de la habitación. Lo mejor es apelar a la sencillez para evitar un aspecto de desorden. En este caso, menos es más.

Algo importante en los primeros pasos del diseño de habitaciones es hacer un plano de la planta de la habitación y ubicar en él los elementos que deseamos incluir en la decoración. Está claro que no es lo mismo en el plano que en realidad, pero sí te servirá para despejar muchas dudas. 

Por ejemplo, ¿dónde vas a poner la cama? Piensa en la orientación más adecuada teniendo en cuenta los enchufes y tomas de antena. ¡Evitarás sorpresas! Y también hay que dejar espacio suficiente en los laterales para poder moverte con soltura.

Una vez sepas cómo vas a ubicar los elementos, elige con mucho mimo la paleta de colores a utilizar en paredes y techos. Aquí te hablo de la importancia de los colores en decoración (y también de las tendencias de colores en 2022) pero a modo de resumen te diré que, los cálidos tienen un efecto estimulante mientras que los colores fríos crean un ambiente relajante. 

Elige un tono neutro como base, y después podrás añadir un color de acento con los elementos decorativos. Para seguir las tendencias, apuesta por grises claros, color arena o beige.

TE PUEDE INTERESAR: Mis trucos DECO mas eficaces

La cama, la reina de tu habitación

La cama es el elemento principal de cualquier habitación. Sobre ella gira el resto de la decoración, pero no es suficiente con que sea bonita: tiene que ser insuperablemente cómoda. 

Para eso, necesitas elegir bien la estructura sobre la que descansará el colchón. ¿Has pensado en todas las opciones que puedes encontrar en el mercado? ¡Hay vida más allá del somier! Mira, mira:   

  • Canapé: es la mejor opción para espacios pequeños por su gran capacidad de almacenamiento. ¿Y sabes qué? Además te evitas barrer debajo de la cama ;-)

    Hay un montón de modelos: pueden ser fijos o abatibles, y dentro de los abatibles puedes elegir la apertura frontal o lateral, según tus necesidades. Otros modelos incluyen cajoneras que te ayudarán a mantener el orden. 
  • Tapibases o bases tapizadas: son bases rígidas, uniformes y tapizadas que aportan a tu colchón un extra de firmeza para evitar que se deforme. Son transpirables y puedes elegir tanto la altura de la propia base como la de las patas. 

  • Bañeras:  son estructuras en las que el colchón se introduce parcialmente, quedando a la vista el marco que forma la estructura.

Cualquiera de estas opciones convierte la base de tu colchón en un elemento de decoración más. Hay un montón de materiales, colores y texturas que se adaptan a todos los estilos decorativos

El cabecero, ¡indispensable!

¿Piensas que el cabecero sólo cumple una función decorativa? ¡Nooo! El cabecero añade confort a tu cama, impide que se cuele la almohada por detrás y evita que la cama roce contra la pared y pueda dañar la pintura. ¿Te parece poco? Pues incluso hay algunos en los que se pueden guardar cosas, ¡ideales para dormitorios pequeños!

Los cabeceros tapizados están de plena tendencia. Se adaptan a estilos modernos y clásicos, ya que puedes elegir entre mil materiales y colores: chenilla, terciopelo, lino, algodón…  Un cabecero tapizado es todo un comodín para reforzar el estilo de tu dormitorio.

Otra tendencia que triunfa este año es el uso de los materiales naturales, así que un cabecero de madera es una buena decisión. Entre sus principales ventajas está su gran durabilidad.

Un cabecero de melamina puede ser una gran idea: hay un montón de colores y texturas a bajo coste. Así no necesitas gastar mucho en este apartado y puedes cambiar de estilo cuando quieras sin que te suponga un desembolso importante…

También puedes optar por materiales como el bambú, mimbre o ratán para imprimir un toque de calidez a tu dormitorio. O los que mezclan la madera con otros materiales como el cuero o telas de colores.

En el extremo contrario en cuanto a durabilidad están los cabeceros de obra. Puedes hacer tu cabecero integrado en la estructura de la pared. ¿Una ventaja? Podrás elegir tanto las formas como las medidas que desees, e incluso integrar las mesitas de noche y baldas de almacenamiento.  

Tener menos elementos en el suelo dará otra apariencia al diseño de tu habitación y hará más fácil la limpieza. Eso sí, tienes que tenerlo muy claro, porque no es algo que se pueda cambiar fácilmente.

¿Te gustan los cabeceros de forja? Es todo un clásico, nunca pasan de moda. La pega del hierro forjado es que puede oxidarse, pero reducirás este riesgo con un mantenimiento periódico. Estos cabeceros es recomendable que vayan apoyados en el suelo por su elevado peso. 

Otra opción interesante es el latón. Es duradero,  requiere de menos cuidados que el hierro y es perfecto para proporcionar un ambiente vintage.

Muebles auxiliares: detalles importantes

Elegir con sabiduría los muebles auxiliares es lo que hará marcar de verdad la diferencia con el diseño de tu dormitorio.

Una habitación de ensueño es una habitación ordenada. Si te gusta, una mesilla de noche con cajones de gran capacidad te resultará de gran ayuda en esto del orden. 

Las mesitas de noche pueden imprimir mucho carácter a tu estilo decorativo. Las más vistas en los últimos catálogos son de color madera o blancas, y hay miles de diseños que se adaptan a todos los estilos.

Además, una cajonera alta tipo sinfonier rompe las líneas y te aporta cantidad de espacio de almacenaje.

Un galán de noche te ayudará a mantener la ropa que te pondrás mañana ordenada, lista y libre de arrugas.

¿Y una banqueta descalzadora a los pies de la cama? Quedan genial y son súper prácticas. Gracias a ella, ya no te sentarás en el colchón para descalzarte y así evitarás deformarlo. Además ganas espacio de almacenamiento. Un espacio pequeño, sí, pero muy útil.  

Colocar tu descalzadora sobre una alfombra te aportará calidez a la hora de quitarte los zapatos. Y es que una buena alfombra no puede faltar: todo lo que sea hacer más agradable el momento de levantarse de la cama, ¡bienvenido sea! ¿no te parece?

Se llevan mucho este año las alfombras extra grandes lisas o de pelo largo, y también las alfombras circulares de fibras naturales, que darán un toque súper original e innovador a tu dormitorio.

¿Estás cerca de Santiago de Compostela? ¡Ven a verme a nuestro showroom de Milladoiro! Hablaremos sobre cómo decorar tu habitación para que te quede de cine ¡pero de verdad!

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento
Producto añadido a la lista de deseos