Parece que era ayer cuando pesaba 5 kilos y medía lo mismo que tu antebrazo, pero ya es adolescente. O casi. ¿Y qué pasa con los adolescentes? Pues que necesitan un espacio propio. Hoy veremos cómo decorar un dormitorio juvenil: aprovechar bien el espacio, muebles cómodos y funcionales y una buena luz son las claves. ¿Vamos?

Decoración de habitaciones juveniles

La adolescencia, todo el mundo lo sabe, es esa época en la que se desarrollan sus gustos y su personalidad… y también en la que las relaciones entre padres e hijos se complican.

Una buena práctica a la hora de decorar dormitorios juveniles es otorgarles algo de control y permitirles que participen en las decisiones en la medida de lo posible. Esto será un aprendizaje para todos y contribuirá mucho a que se identifiquen con el resultado.

Lo mejor es negociar. Sí, también en esto. Aunque el estilo decorativo tradicional y los colores neutros predominen en el resto de la casa, quizá no funcionen aquí. Y, como ya sabes, imponer tampoco funciona. 

Muchos adolescentes prefieren los colores fuertes y atrevidos. Si pensar en pintar toda la habitación de rosa brillante, azul eléctrico (¡incluso negro!, ¿por qué no?), te da dolor de cabeza, puedes pintar una de las paredes de su color preferido y añadir algunos detalles de ese color en otras paredes o en los complementos, como los cojines o las alfombras. Todo es cuestión de buscar un equilibrio.

¿Ya estáis de acuerdo sobre el tipo de decoración y la paleta de colores? ¡Genial! Vamos con más ideas de decoración.

Más espacio que en el bolsillo de Doraemon

No importa si vas a decorar un dormitorio juvenil para chica o para chico: en cualquier caso necesitas un ambiente personalizado según sus gustos, donde se sientan como pez en el agua. 

Eso significa que tienen que tener a mano todos los objetos que les permiten hacer lo que más les gusta, sea lo que sea: ¿deportes? ¿música? ¿lectura? Quizá de todo un poco, ¿no? Sean cuales sean sus aficiones, necesita espacio para ellas. 

canapé

Además, durante la adolescencia los gustos pueden cambiar muy rápidamente, y los artículos se van acumulando. Un poco de almacenaje extra te vendrá genial, sobre todo si la habitación es pequeña. ¿Pero de dónde sacar el espacio?

    • La distribución de los muebles puede hacer una gran diferencia. Por ejemplo, si hay dos camas, ¡no tienen porqué estar colocadas en paralelo! Es muy posible que ponerlas en L te permita aprovechar mejor el espacio. 

    • Con una cama nido o unas literas conseguirás un ahorro de espacio importante en las habitaciones. ¡Así pueden invitar a sus amigos a dormir! Las camas con canapé o con cajones también te aportan cantidad de espacio de almacenaje extra. 

cama nido con cajones

    • ¿Otra idea? Conseguirás que el espacio cunda el doble si utilizas una cama elevada con espacio debajo para colocar la mesa de estudio.

    • Que los armarios tengan puertas correderas es otra forma de aprovechar mejor el espacio. 

    • ¡Encima de la puerta! El trozo de pared que va hasta el techo está muy, pero que muy infravalorado. Ahí puedes colocar una estantería para poner libros o lo que quieras. La ventaja es que no se ve al entrar y no sobrecarga visualmente el espacio.

    • Para aprovechar hasta el último rincón, nada mejor que los muebles a medida. Te sorprenderá la cantidad de espacio que ganas. 

canapé

Más espacio que en el bolsillo de Doraemon

No importa si vas a decorar un dormitorio juvenil para chica o para chico: en cualquier caso necesitas un ambiente personalizado según sus gustos, donde se sientan como pez en el agua. 

Eso significa que tienen que tener a mano todos los objetos que les permiten hacer lo que más les gusta, sea lo que sea: ¿deportes? ¿música? ¿lectura? Quizá de todo un poco, ¿no? Sean cuales sean sus aficiones, necesita espacio para ellas. 

Además, durante la adolescencia los gustos pueden cambiar muy rápidamente, y los artículos se van acumulando. Un poco de almacenaje extra te vendrá genial, sobre todo si la habitación es pequeña. ¿Pero de dónde sacar el espacio?

    • La distribución de los muebles puede hacer una gran diferencia. Por ejemplo, si hay dos camas, ¡no tienen porqué estar colocadas en paralelo! Es muy posible que ponerlas en L te permita aprovechar mejor el espacio. 

    • Con una cama nido o unas literas conseguirás un ahorro de espacio importante en las habitaciones. ¡Así pueden invitar a sus amigos a dormir! Las camas con canapé o con cajones también te aportan cantidad de espacio de almacenaje extra. 

    • ¿Otra idea? Conseguirás que el espacio cunda el doble si utilizas una cama elevada con espacio debajo para colocar la mesa de estudio.

    • Que los armarios tengan puertas correderas es otra forma de aprovechar mejor el espacio. 

    • ¡Encima de la puerta! El trozo de pared que va hasta el techo está muy, pero que muy infravalorado. Ahí puedes colocar una estantería para poner libros o lo que quieras. La ventaja es que no se ve al entrar y no sobrecarga visualmente el espacio.

    • Para aprovechar hasta el último rincón, nada mejor que los muebles a medida. Te sorprenderá la cantidad de espacio que ganas. 

cama nido con cajones

Muebles que valen por dos

Como te contaba en este post sobre decoración de pisos pequeños, hay un montón de muebles de doble uso o incluso convertibles que solucionan mucho. ¡La imaginación al poder!

Asientos con almacenaje, puertas que son espejos, cabeceros o taburetes que funcionan como mesitas de noche o el siempre socorrido sofá cama son súper útiles para ahorrar espacio. Lo mismo se puede decir de las camas abatibles.  

Aunque los muebles no sean de doble uso, tú puedes hacer que cumplan una doble función. Por ejemplo, puedes utilizar una estantería abierta para delimitar espacios.

¿Más ideas? La pintura de pizarra es una gran idea en una habitación juvenil. Tu adolescente tendrá un espacio para decorar a su gusto o un lugar donde anotar lo que quiera ocupando cero metros cuadrados.   

escritorio y estantería en zona de estudio

A la hora de estudiar…

Necesitan dos cosas: una mesa o escritorio cómodo donde quepa todo lo que necesitan y luz, muy buena luz. Es fundamental que la ubicación del escritorio permita aprovechar al máximo la luz natural

Te puede interesar

Decoración e iluminación: cómo jugar para ganar

Por ejemplo, ¿estás aprovechando el espacio que hay bajo la ventana? Muchas veces ese espacio se deja vacío porque ‘ya está la ventana’. Sin embargo, es un lugar excelente (quizá el mejor) para poner la mesa escritorio.

Cuando el espacio es un problema, puedes optar por una balda volada o abatible. Un escritorio con estantería incorporada también es una buena idea para aprovechar el espacio. 

Además de la luz natural y de una buena iluminación general, necesitará una luz de acento. Añade un buen flexo de luz blanca en la zona de estudio para que no falte nada.

¿Te has quedado con dudas? Llámame o ven a verme, tengo un montón de ideas para inspirarte en la decoración de tu casa: ¡te espero!

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento
Producto añadido a la lista de deseos