5 cosas que debes tener en cuenta para empezar a decorar tu casa

Cuando te planteas decorar tu casa o una habitación siempre surge la misma duda: ¿Por dónde empezamos para saber qué tipo de casa queremos? ¡Pues por el principio!

Si sois de los que estáis pensando en hacer una reforma en casa o pronto estrenaréis obra nueva, seguro que os estáis empapando de revistas de decoración e investigando por internet, y a más de un@ os habrá pasado que veis un ambiente que os encanta de un estilo de decoración y otro de otro estilo que no se parece en nada y también os chifla, pero ¿cuál es el que os identifica si vais de un extremo a otro y no tenéis claro qué es lo que queréis?

  Bueno, es normal, eso lo primero, y lo que os recomiendo, es que hagáis un pequeño álbum de recortes ordenado por estancias con todos los elementos de decoración que  veáis que os gustan, colores de paredes, muebles, combinaciones de textiles, iluminación, etc…

Una vez hecho esto, probablemente, analizando las imágenes, nos daremos cuenta de que seguramente hay un material que predomina en vuestra selección, una paleta de colores, estilo de líneas, texturas etc,  que está más presente que los demás, y que seguramente haya un hilo conductor en casi todas que nos ayude a crear vuestro propio estilo, porque mezclar es lo ideal: hará un hogar más personal. La decoracióntrata precisamente de eso, de hacer de vuestra casa un lugar único, que os represente, que sea funcional y que os encante!!

La iluminación que escojamos, los colores de cada estancia y por supuesto las piezas que elijamos para cada espacio, han de ser acordes al uso que le vamos a dar, así que habrá que tener en cuenta la luz natural que tengamos, el espacio y sobre todo el uso que va a tener dicha habitación.

Aspectos básicos para empezar a decorar tu casa

A grandes rasgos antes de comenzar a analizar los estilos decorativos más actuales, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

1. Espacio:

Las piezas que escojamos han de ser proporcionales al espacio que tengamos, y a menos que tengamos una casa muy grande, útiles. Es decir, tenemos que pensar antes de nada, qué uso vamos a hacer de cada estancia y anotar qué funciones tiene que cumplir. Por ejemplo, si no tenéis un salón muy grande, ¿os compensa poner una mesa de comedor voluminosa si la vais a usar una vez al año? ¿necesitáis una mesa de trabajo en la habitación? ¿sois de los que os gusta leer en cama? Si el 99% de las veces os ducháis, ¿realmente os compensa poner una bañera y así achicar el baño? Parece una tontería, pero en muchísimas ocasiones elegimos muebles por “tradición”, porque es lo que suele tener todo el mundo, pero eso no es lo más práctico y seguramente tampoco lo más bonito. Pensemos en nuestro estilo de vida y centrémonos en crear un hogar único pensando sólo en nuestros gustos y necesidades, y adaptados a nuestro espacio.

2. Iluminación:

La luz natural es un factor determinante, así que si no gozamos de ese lujo, optaremos por colores claros, metales y una buena iluminación artificial. Hablaremos en futuros posts de nuestro blog de distintos trucos para sacarle el máximo partido a la iluminación y del papel crucial que juega la luz en la decoración de tu casa. Como en el punto anterior, el uso que se vaya a dar a esa habitación condiciona el tipo de luz que utilizaremos: cantidad de puntos de luz y potencia, temperatura de color de la luz, luces directas o indirectas, luces de ambiente… las posibilidades son infinitas. 

3. Menos es más:

La mayoría de las viviendas modernas no suelen tener espacio de sobra, más bien al contrario. Muchas veces no tenemos un hogar todo lo grande que querríamos, sino que tenemos los metros cuadrados y número de habitaciones que nos podemos permitir. En espacios reducidos utiliza piezas pequeñas, líneas sencillas y muebles que faciliten el almacenaje. Los espejos son un gran aliado en la decoración de pequeñas estancias, ya que dan una mayor sensación de amplitud.

4. Pintura o decoración de las paredes:

Tanto si tenemos unos techos muy altos como bajos, pasillos largos y estrechos, la elección de la pintura será determinante, así como la colocación de algún zócalo, cornisa o arrimadero o el papel pintado que escojamos. Hablaremos en un próximo blog de esto extensamente y os ayudaremos a elegir el color o la decoración de pared que más os interese en cada estancia.

5. Sensaciones:

Piensa en qué sensación buscas en cada estancia para acertar en los colores y materiales a usar. En el dormitorio o baño normalmente buscamos relax, en un estudio concentración, en el cuarto de juegos de los niños buscaremos estimular la creatividad y la energía, en el salón un ambiente confortable; pues bien, aquí los colores son también determinantes así como los materiales. 

Como podéis ver, antes de salir a elegir muebles a lo loco o pintar con un color porque “nos gusta”, debemos de pensar y analizar muy bien todos estos aspectos, y seguro que así saldrá un proyecto del que te sientas orgullos@. TU HOGAR

Ahora ya tenéis deberes. ¿Nos vemos en el próximo post para entrar de lleno en cada estilo decorativo?

Productos relacionados

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento
Producto añadido a la lista de deseos